Inicio Actividades Cofradía San Telmo Nuestra Iglesia Información
Cofradía San Telmo.
© cordo@arrakis.es
Exercitation qui dolor dolor lorem proident commodo nisi.

Enfermedad y muerte.

Cofradía dedicada a difundir la devoción a SAN TELMO.
Unos días antes de la Semana Santa del año 1251, San Telmo estuvo predicando en la Iglesia  conventual de Pexegueiro, a 5 kilómetros de Tui. Allí pronosticó al auditorio su próxima muerte.  Demacrado y asténico notaba una fiebre alta. Síntoma de un  acceso grave de paludismo, que entonces era una enfermedad  endémica en las múltiples zonas pantanosas de las cercanías de  Tui.  Febricitante y extenuado se acerca a la Catedral de Tui  para  terminar sus cursos de Santidad y Conversión. En ella predicó  hasta el Domingo de Pascua. Ese mismo día él y un compañero  dominico emprenden camino hacia el Convento de la Orden en  Santiago de Compostela con la intención de morir.  Transcurrido 4 kilómetros de marcha, en el lugar conocido desde  entonces como “Ponte das Febres”, se encuentra peor de su  estado de salud y decide retornar a Tui.  Una vez instalado en casa de su amigo de siempre, encamado  pero con plena lucidez recibe visitas de su gran amigo, el Obispo  Fray Lucas de Tui, así como de Canónigos, sacerdotes y seglares.  Pocos días después del Domingo de Resurrección, transcurría el  año 1246, San Telmo fallecía, no sin antes y ante un grupo de  visitantes, exponer su promesa de protección que transcribimos:  “TENGO UN SEÑOR, QUE CON HABERLE SERVIDO POCO, ME  QUIERE PAGAR MUCHO. Y QUIERE HONRARME MAS DE LO  QUE YO LE HE SERVIDO: ME HA PROMETIDO FAVORECER  POR RESPETO A ESTA CIUDAD Y A TODA SU COMARCA Y  LIBRARLA DE MUCHOS CASTIGOS, QUE POR SUS PECADOS MERECE: Y NO AHORA,  SINO TAMBIEN EN LOS FUTUROS SIGLOS… “  Al amigo y vecino que lo había hospedado le regaló la correa de cuero de su hábito con este  presagio: “Tomad esta correa con que me ciño. Guardadla en memoria mía y algún día os  servirá de provecho” La noticia del tránsito de San Telmo conmovió, no solamente a la Ciudad de Tui,  sino también a la comarca gallega y portuguesa.  Desde la parte baja de la ciudad subía el féretro de San Telmo, vestido de Dominico,  hasta la Catedral. Presidia la comitiva el Obispo de la Diócesis, Fray Lucas de Tui.  Este Obispo ayudó “con sus propias manos” a depositar en un sarcófago de piedra  el cuerpo del Santo. Este sarcófago se situó bajo tierra, entre el Pórtico de la  Catedral y el Coro Capitular. 
Ponte das febres.
Puente de las fiebres. Las fotografías de esta página son del lugar conocido popularmente por "Ponte das Febres", lugar éste situado a unos 3 km. de la Ciudad de Tui. En este lugar enfermó de muerte San Telmo, teniendo que regresar a Tui, de donde había partido, para poco tiempo después fallecer. Esta situado en el Camino Portugués a Compostela y está a 108,692 Km. de la Ciudad del Apóstol.